RSS

Cuentos y relatos inspiradores: “Las dos espadas”

04 Dic
   El Mulá Nasrudin emprendió en cierta ocasión un largo viaje. En la travesía tenía que cruzar algunos territorios donde los bandidos campaban a sus anchas, razón por la cual llevó consigo un par de afiladas espadas, a fin de protegerse.
 
   El caso es que un buen día pasó lo peor y un malvado ladrón se interpuso en el camino del mulá amenazándolo con un bastón. Ni que decir tiene que nuestro hombre recibió una paliza soberana de manos de aquel granuja, que además, lo desplumó.
   Ya de regreso a casa, cuando el mulá les explicó lo sucedido a los suyos, un amigo le preguntó cómo pudo ser que un hombre sólo armado con un bastón pudiese asaltarle a él que llevaba dos espadas para defenderse, a lo que el mulá respondió encogiéndose de hombros:
– “Bueno, sí, es cierto, pero no pude defenderme bien justamente porque tenía las manos ocupadas sosteniendo las dos espadas”.
 
   En ocasiones, necesitamos dotarnos de elementos externos que nos aporten la seguridad de la que interiormente podemos carecer, cuantos más mejor… Esto nos lleva a la necesidad de control y al perfeccionismo, dos elementos que terminan por paralizarnos. Poner el acento en nuestra propia seguridad interior nos aporta la condición necesaria para utilizar nuestros recursos internos y externos.  
 
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 4 diciembre 2011 en CUENTOS Y RELATOS INSPIRADORES

 

Etiquetas: , , , , ,

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: