RSS

Parálisis del Sueño

22 Mar

   ¿Alguna vez has tenido la sensación de despertar, pero tú cuerpo está totalmente paralizado? ¿te sientes totalmente consciente y luchas por moverte y pedir ayuda sin conseguirlo?¿experimentas la sensación de estar atrapado dentro de tú cuerpo?  Si es así, este artículo te puede interesar.

   La parálisis del sueño se vive como una incapacidad para mover el cuerpo en estado consciente después o antes del sueño. La persona oye, huele, tiene sensaciones táctiles, puede ver si tiene los ojos abiertos,… percibiendo el entorno perfectamente.

   Se trata de un fenómeno extremadamente común que ocurre por lo menos una vez en la vida en el 40 a 50 por ciento de personas sin problemas de salud mental. Sin embargo, como un problema crónico es mucho menos común (y suele estar asociado a la narcolepsia).

   Se puede iniciar antes de dormir (forma hipnagógica) o al despertar (forma hipnopómpica). Puede finalizar por los esfuerzos de la persona en salir de este estado, por el contacto o la voz de otra persona o puede acabar de forma espontánea.

   A veces, se acompaña de alucinaciones terroríficas: sensación de una presencia, luces brillantes, susurros y zumbidos, sensación de flotar,… Es posible que la persona escuche que se la llama por su nombre, lo que puede interpretar como un intento de los muertos por comunicarse con él. Se puede producir una mezcla de sensaciones reales del entorno con cualquier tipo de alucinación o fantasía producida por un sueño. Así, muchas personas viven esta experiencia atemorizadas y angustiadas creyendo que se están volviendo locas o que algo sobrenatural les está sucediendo. A pesar de lo angustiante, este fenómeno no tiene consecuencias para la salud.

   La vivencia de este fenómeno es muy subjetiva: hay quienes lo viven como un viaje astral, pero para otros puede resultar una experiencia similar a estar muerto en vida.

Explicación de la Parálisis del Sueño

   El folklore y la mitología han generado diversas y erróneas explicaciones sobre la parálisis del sueño. Concretamente en México, para referirse a este fenómeno emplean la expresión: “se te ha subido un muerto encima”. Como si un espíritu hubiese poseido a la persona durante el sueño. Esto se debe a que se suele acompañar de sensación de ahogo u opresión en el pecho. También están quienes defienden que es producto de abducciones extraterrestres, fantasmas y apariciones.

   Nosotros queremos dejar constancia aquí de la explicación científica derivada de los estudios realizados: Durante el sueño, concretamente en la fase REM, el cerebro segrega una sustancia para evitar escenificar físicamente los sueños, lo cual podría ser peligroso para quien sueña. Se desconecta, entonces, el sistema motor, exceptuando los músculos oculares y los que intervienen en la respiración. Sin embargo, a veces se produce un fallo y esta sustancia se segrega cuando estamos en un periodo de transición entre el sueño y la vigilia. Así ocurre que nuestra mente “se despierta” y nuestro cuerpo no. Lo contrario a lo que ocurre durante el sonambulismo.

Factores predisponentes

   Existen ciertos factores que influyen en su aparición, como malos hábitos de sueño y estrés. Lo mejor es evitar las situaciones que interrumpan o fragmenten el dormir, pues las parálisis se dan con más frecuencia cuando llega el sueño de reparación o “rebote”. Por eso son más habituales en adolescentes (cuando trasnochan), en periodos febriles, en el embarazo,… Suelen darse durante la siesta y en posición supina.

Consejos y tratamiento

   Para quienes las sufren con frecuencia es aconsejable tener horarios regulares, no consumir cafeína, nicotina, alcohol ni comidas pesadas, y evitar la falta de sueño. Cuando a pesar de esto no desaparecen o son muy seguidas, se tratan con medicamentos.

   A veces, este fenómeno puede estar asociado a otros trastornos del sueño, como la narcolepsia (hipersomnolencia) o la apnea del sueño (pausas largas en la respiración mientras se duerme). En estos casos, es necesario consultar con un especialista en trastornos del sueño, para que evalúe la situación y nos proporcione el mejor tratamiento.

M. Angeles Molina

Directora y Psicóloga (col. 1642) de PSINERGIA

Anuncios
 
7 comentarios

Publicado por en 22 marzo 2012 en ARTICULOS PSICOLOGIA

 

Etiquetas: , , ,

7 Respuestas a “Parálisis del Sueño

  1. manuelaresti

    22 marzo 2012 at 21:11

     
  2. Rafael

    24 marzo 2012 at 20:24

    Hola M. Ángeles, como alumno de Psicología en la Universidad de Murcia que soy, creo que me va a interesar todo el contenido que expongas. Acabo recientemente de conocer este blog y la clínica de donde proviene, que por cierto, me ha causado una muy buena impresión.

    Felicidades por su trabajo. Un cordial saludo.

     
    • Psinergia

      25 marzo 2012 at 9:23

      Hola Rafael,
      Te doy la bienvenida a este blog.
      Gracias por tú reconocimiento y valoración.
      Nos gustaría contar con tú participación. Seguro que tienes mucho que aportarnos con tus comentarios. Hemos consultado tú blog y nos resulta muy interesante: http://psiqueviva.wordpress.com/
      Estamos en contacto.
      Un saludo.
      M. Angeles Molina.

       
  3. Anónimo

    17 abril 2013 at 10:12

    hola buenas a todos a mi esto me pasa cuando duermo boca abajo las sensaciones son las mismas todo cuerpo paralizado con la diferencia que yo puedo hablar. muchas veces he tenido que llamar a mi mujer para que me toque o me mueva y asi se me quita. otras de las formas en el que suelo salir de la paralizacion es, no se como esplicarlo es dando un movimiento con mente a todo mi cuerpo. como explicarlo? cuento hasta 3 y como si mi mente ordenara a cuerpo que se moviera y dando un golpe seco rapido salgo del trace. no se si me he explicado bien. un saludo

     
  4. Jorge

    18 mayo 2013 at 3:38

    Hola, yo he tenido constantemente esto, pero, siendo sincero, lo disfruto mucho, sólo que no sé si en verdad sea malo, o sólo se trata la gente por que les parece desagradable, o los asusta. Les agradecería me respondieran. Saludos

     
    • Psinergia

      10 septiembre 2013 at 9:45

      Buenos días, Jorge.
      Si no vives las parálisis del sueño como desagradables, no hay ningún problema. Incluso dices que para ti es un disfrute.
      El problema está cuando se vivencian con miedo, con angustia,… La sensación de no tener el control sobre la situación es para algunas personas una experiencia displacentera.
      Un saludo.
      M. Angeles Molina.
      Directora y Psicóloga (col.1642) de PSINERGIA.

       
  5. Anónimo

    18 mayo 2013 at 4:28

    Dicen que se debe a que cuando uno deja el cuerpo, por alguna extraña razón uno toma conciencia poco antes de conectarse en cuerto físico con el etereo.

     

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: