RSS

Quererte a ti mismo: ¿Cuáles son tus condicionantes?

30 Mar

   La autoestima es fundamental en la conquista del éxito.

   Nos ponemos demasiadas trabas y condicionantes para sentirnos válidos, esperando que los demás puedan verlo y deseando una muestra de su reconocimiento.

   Nos olvidamos de nosotros mismos, de nuestra valía intrínseca simplemente por el hecho de ser. Y dejamos en manos de los demás el valor de lo que somos. Nadie puede hacerte inferior sin tú consentimiento. Nadie puede entrar en tú piel para hacerte infeliz. Eso depende, afortunadamente, de ti. Tus sentimientos y emociones son tuyos, por lo tanto, hazte responsable de ellos y te sentirás más libre. Esto empieza por cambiar tú lenguaje: dejar de decir “me has hecho sentir….”.

   ¿Alguna vez te has parado a observar una mariposa? Sí, ya se que puede parecer una cursilada… y a estas horas de la mañana… pero, quizás te resulte de ayuda seguir este planteamiento… No hay ningún juicio que hacer sobre ella, simplemente la observas. Desde ahí, puedes apreciar su belleza Y no estoy hablando de la estética, sino simplemente de lo que ES. Su esencia, sus movimientos delicados, su vuelo libre, forma parte de una gran estructura que es el Universo,… La mariposa no se exige a sí misma, ni se juzga sobre si liba bien o no el néctar. ¿Y por qué nosotros hemos de ser diferentes? ¿De qué nos sirve querer ser quienes no somos?Nuestra propia estructura nos hace demasiado críticos con nosotros mismos.

   En una investigación realizada en Estados Unidos con niños de tres y cuatro años, los científicos colocaron micrófonos tras sus orejas y grabaron lo que oyeron durante 24 horas. A partir de los datos obtenidos se concluyó que a un niño, desde que nace hasta que cumple ocho años, se le dice aproximadamente 100.000 veces que “No”: “¡No hagas esto!”, “¡No hagas aquello!”, “¡No pongas la mano ahí!”, “¡No rayes eso!”, “¡No, no y no!”. Los científicos también observaron que por cada elogio, los niños recibían nueve reprimendas. ¿Qué sucede entonces con nuestro cerebro ante tantas negativas y juicios? Va generando limitaciones (un “NO” interiorizado) con el fin de que podamos sentirnos aceptados por nuestros padres y demás personas. Así, el genio que hay dentro de nosotros (nuestro niño interior) va desapareciendo.

Es en la edad adulta cuando más presencia y fuerza tienen estos mensajes interiores, ya que es un periodo vivido desde la responsabilidad (trabajo, hijos, educación,…). Se suele decir que cuando llegamos a mayores volvemos a ser niños, y esto es porque aflojamos. Relajamos esas limitaciones internas, mirando la vida con otra perspectiva.

   Y hablando de relajar,… relájate un instante, antes de seguir leyendo este artículo, respira y reflexiona: ¿cómo son tus relaciones con los demás? ¿y contigo mismo? Si tú eres exigente contigo mismo, también lo eres con los demás. Si estás orientado a dar y dar, sin estar abierto a recibir, la experiencia es de un vacío interior enorme. Es frecuente escuchar a personas que se entregan sobremanera con los demás decir que no se sienten correspondidos. Si vendes al mundo que eres autosuficiente, no puedes esperar que adivinen que lo que realmente deseas es un abrazo, o la invitación a un café,… Si necesitas algo, pídelo. El otro es libre de decir sí o no, pero te estarás concediendo el permiso para expresar tú necesidad. Es mucho más dificil, retorcido y frustrante el esperar que el otro adivine lo que necesitas.

   ¿Sabes cómo se domestica a una pulga? Colócala en un frasco y ciérralo. A la pulga no le gusta sentirse presa y comienza a saltar. Salta, golpea en la tapa del frasco y regresa al suelo, salta y golpea varias veces hasta que “llega a la conclusión” de que no sirve de nada y empieza a dar saltos a una altura menor, sin tocar la tapa. En este momento, se puede retirar la tapa del frasco, ya que la pulga no saltará hacia afuera. Su cerebro “se hizo a la idea” de la existencia de una tapa y nunca se dará cuenta de su desaparición.

Al igual que la pulga, nosotros, los seres humanos tenemos una serie de condicionamientos programados en nuestra mente sin darnos cuenta de ello. Y quiero aclarar, que esto no es un juicio contra el quehacer de los padres, ni mucho menos. Todos educamos desde nuestros propios condicionamientos, muy a menudo sin ser conscientes de ellos. Sólo cuando lo somos, podemos elegir otra forma de hacer. Y aquí quiero decir que “no se puede dar lo que no se tiene”, para subrayar que al ser padres estamos dando todo, también nuestras carencias. Y esto no es censurable, simplemente, ES.

   A los siete años es importante que mi madre me enseñe a no cruzar la calle solo, ya que me puede atropellar un coche. Hoy, ya adulto, esto no tendría sentido. Sería un trastorno en mi vida tener que llamar a mi madre cada vez que quiero cruzar la calle. De esta limitación (como si fuese la de la tapa del frasco de la pulga) ya me libré, pero ¿cuántas “tapas” conservo aún en mi vida de las que no soy consciente? ¿Cuántas entraron a formar parte de mi estructura junto con las 100.000 veces que me dijeron que “no” en la infancia? ¿A qué me digo “no”, hoy, una y otra vez?

M. Angeles Molina.

Directora y Psicóloga (col. 1642) de PSINERGIA

 Fuente de consulta: “El éxito no llega por casualidad” de Lair Ribeiro.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 30 marzo 2012 en ARTICULOS PSICOLOGIA

 

Etiquetas: , , ,

Una respuesta a “Quererte a ti mismo: ¿Cuáles son tus condicionantes?

  1. Julio Santizo Coronado (Facundo)

    30 marzo 2012 at 22:39

    Analízame. Fui un niño solitario diré nada más (ahora tengo 46 años, pero estoy encallado emocionalmente, creo, en los catorce… o al menos eso quiero creer).

    https://elmundodefacundo.wordpress.com/2012/03/01/todos-servimos-para-todo-de-betty-mcdonald/

    Saludos

     

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: